Cafetería para sordos: Café de las sonrisas

caragua – Una mujer extranjera, sin decir palabras, señala en el menú la letra A y luego la O, el camarero asiente sonriendo y comprendiendo que hay un pedido más en la primera cafetería de Nicaragua y Centroamérica atendida por jóvenes con discapacidad auditiva.

El “Café de las Sonrisas”, ubicado en la turística ciudad colonial de Granada, a 45 kilómetros al sureste de Managua, nació en 2012, propiedad del español Antonio Prieto Buñuel, y ha inspirado ideas similares en Argentina, Canadá, Filipinas, Indonesia y México.

En una pared de unos seis metros de largo, pintada en color amarillo, se explica a través de dibujos y fotografías el alfabeto de sordos, letra por letra.

El “Café de las Sonrisas” ofrece una singular experiencia, está ubicado en la turística ciudad colonial de Granada

También detalla la manera de decir gracias, pedir agua, la cuenta, entre otras palabras.

Junto a la ilustrativa pared, hay una hilera de mesas con sus sillas que tienen plasmado por doquier el lenguaje de señas para que el cliente lo vea, lo practique y haga un esfuerzo para expresar al camarero lo que desea ordenar.

“El nombre fue uno de los aciertos que tuvimos”, explicó a Efe el propietario del café, el español Antonio Prieto Buñuel, de 52 años, también conocido como “tío Antonio”.

Prieto, quien prefiere que le llamen “tío”, en vez de “don” o “señor”, contó que la idea del nombre de la cafetería le vino de las mismas personas con discapacidad auditiva.

Ellos, cuenta, sonríen cada vez que ven a una persona y “¡lo tuve muy fácil!”, exclamó.

El benefactor español aseguró que la cafetería fue diseñada para atender a todo tipo de personas, incluidas, claro está, sordas o con otro tipo de discapacidad, con la esperanza de hacer un entorno más inclusivo.

Por otro lado, la apuesta era arriesgada, confesó el español.

“Lo mejor que pudimos hacer fue abrir un negocio con personas sordas y de esta manera demostrar que era posible”, anotó Prieto, quien es chef de profesión.

En el negocio, donde se sirve desde gallo pinto (arroz mezclado con fríjoles), ensaladas de frutas de la temporada o de vegetales, así como crepes y panqueques, trabajan unas siete personas entre los 19 y 24 años de edad, la mayoría sordos.

Entre ellos se encuentra el camarero nicaragüense Rodolfo Sánchez, de 24 años, un joven moreno y de baja estatura quien se acerca a los clientes, los saluda y les entrega la carta elaborada con pictogramas.

Sánchez fue el único de siete hermanos que nació sordo, sin embargo su discapacidad no es un problema para trabajar en el “Café de las Sonrisas”, explicó a Efe con ayuda del intérprete, el cocinero del negocio, Marcos Gaitán, de 22 años.

El joven, uno de los trabajadores fundadores de la cafetería, comenta, a través de lenguaje de señas, que inicialmente le daba miedo y vergüenza atender a los clientes por su condición, pero que en poco tiempo se fue acostumbrando.

“A veces es estresante, porque se llena, pero se siente bien. No importa la discapacidad, se siente bien aquí por la oportunidad”, expresó Sánchez.

En temporada alta el negocio recibe diariamente a al menos 80 turistas de diversos países que, sorprendidos por la iniciativa, entran a consumir o simplemente a observar y aprender un poco del lenguaje de señas.

También llegan grupos de excursiones con universitarios locales o extranjeros a quienes se les enseña a deletrear su nombre en señas y se les presta unos tapones auditivos para dejarlos “sordos” temporalmente.

Así, en igualdad de condiciones con los camareros que los atenderán, buscan la manera de comunicarse durante su estancia en “Café de las Sonrisas”.

Concierto para personas sordas

En un esfuerzo junto a sus patrocinadores en 7UP, Martin Garrix hizo que literalmente su música se escuchara como nunca antes, hace unos días en Miami. En una iniciativa que se llamó “Music Lifts You Up: A Concert For The Deaf“, se encargaron de reunir a varias personas que sufren de sordera y sumergirlas en una experiencia única en un venue especial. Todo quedó registrado en un video.

Como varias de las personas sin audición comentaron, ellos son capaces de escuchar a través de los sonidos bajos en la música, y sentirla en todo su cuerpo. Aprovechándose de ello, se adecuó una sala en la que el equipo de sonido estaba hecho para transmitir principalmente las frecuencias bajas, dentro se les repartió una mochila a los asistentes que proyectaba el sonido directamente en su cuerpo, y se usaron otro tipo de elementos como visuales, de movimiento y vibración, para que entendieran fácilmente lo que estaban escuchando.

Una chica cuenta que un día despertó sin poder escuchar cuando era una adolescente, y en la rabia al darse cuenta, botó sus CDs. Añadió “no mucho tiempo después, salimos y había una banda tocando en vivo, me di cuenta de que podía sentir el bajo, sentir la batería, y me di cuenta ‘conozco esta canción, no puedo escuchar, pero conozco esta canción'”.

Incluso Garrix comenta que se asustó cuando se paró en una de las plataformas de vibración y tocaron una nota. Sin darles más spoilers, traten de contener la lágrima.

Es curioso que este no sea el primer esfuerzo por transmitir música a quienes no escuchan. De hecho las mochilas que se repartieron son del estilo de las SubPac, que nacieron para transmitir música a quienes no oyen, y que ahora son un producto para aficionados del sonido. De igual forma, hemos visto varios videos como este en que una amiga traduce la letra de una canción a su amiga sorda, mientras esta aparentemente se encuentra junto a uno de los parlantes en TomorrowWorld.

En enhorabuena para Garrix y la gente de 7UP por ser los primeros en hacer un evento así con un artista presente, y ojalá se veamos más de esto pronto.

La tecnología y la audición

Los avances tecnológicos han permitido mejorar la calidad de vida de determinados colectivos, como el de las personas sordas. Gracias a los avances de las nuevas tecnologías se consigue una sociedad más igualitaria.

La interpretación de la lengua de signos a lengua oral y viceversa permite la comunicación entre personas sordas y oyentes. En los últimos años, se ha visto apoyada por ayudas técnicas y tecnológicas como la video-interpretación en lengua de signos, que hace posible la comunicación a distancia y en tiempo real. En estos casos, la figura del video-intérprete resulta fundamental. Las personas sordas pueden dirigirse a su interlocutor utilizando su propia voz o el lenguaje de signos, y reciben la información en lengua de signos o mediante lectura labial.

Otro de los grandes avances tecnológicos para las personas con problemas auditivos son los audífonos. Con el paso del tiempo se ha ampliado el abanico de tipos y tamaños de los mismos, y se han ido especializando en función de las necesidades de la persona y su pérdida auditiva.

Algunos audífonos actuales crean una experiencia de audición nueva y sin límites, con familias, como Beltone First, que conectan con un iPhone, iPad o iPod Touch, transmitiendo de forma directa y en estéreo su sonido, con un sistema de procesamiento del mismo de la misma manera en que lo hace el oído humano.

El procesador de sonido de estos audífonos de última generación (familias Promise y First) emplea tecnología basada en el intercambio de información sin cable de un oído a otro. Todos los sonidos que entran en los audífonos son procesados y mejorados. La gran ventaja con respecto a los oyentes que hoy en día tienen los usuarios de First es que las personas que utilizan estos dispositivos con tecnología bluetooth pueden escuchar su dispositivo a una distancia de hasta 10 metros sin necesidad de unos cascos conectados por cable.

Nacimiento del lenguaje de signos

El primer tratado escrito en el que se hacen referencias a las señas alfabéticas aplicadas a la educación de los sordos se debe a Juan Pablo Bonet, quien publica su obra Reduction de las letras y Arte para enseñar á ablar los Mudos en 1620. Considerado como el primer tratado moderno de Fonética y Logopedia, en el que se proponía un método de enseñanza oral de los sordos, admite el uso de señas manuales en forma de alfabeto manual, para facilitar la enseñanza de las letras a los sordos y mudos.

No existe consenso lingüístico sobre la relación filológica entre dichas variantes de lenguas de señas, debido a la falta de más estudios en el campo dialectológico, si bien existe una discutida opinión acerca de que el primer diccionario de la LSE es el Diccionario Mímico y Dactilológico publicado en 1851 por Francisco Fernández de Villabrille, profesor del Colegio Nacional de Sordomudos de Madrid, que, no obstante, es en su mayor parte una traducción al castellano del Dictionnaire mimique et dactilologique de Alejandro Blanchet, profesor del Instituto Nacional de Sordomudos de París (Saint Jacques), publicado en 1850, lo que da pie a pensar que el principal cuerpo de origen dialectológico y léxico de la LSE procede de la lengua de señas francesa (LSF), al menos en su variedad dialectal de París y de mediados del siglo XIX, que luego sigue su propia y natural evolución en los colegios y asociaciones de sordos. En tiempos más actuales, está recibiendo fuertes influencias léxicas de la lengua de señas americana (ASL). También se sabe que ha influido en otras lenguas gestuales, como la lengua de señas venezolana (LSV).

Esta lengua gestual se emplea fundamentalmente en las relaciones privadas (familiares y sociales) de los sordos señantes y su entorno más próximo, aunque poco a poco se va utilizando también en ámbitos educativos, eventos públicos o en las Cortes y existen variados centros (públicos -Universidades- y privados -asociaciones de sordos y academias privadas-) que imparten esta lengua, especialmente para padres de hijos sordos y para profesionales que trabajan con éstos (logopedas, maestros, intérpretes, mediadores, trabajadores sociales, etc.).

Juegos para niños con problemas de audición

1. Adivina adivinanza

Materiales: instrumentos de percusión como el tambor, el triángulo, los platillos etc.

Procedimiento: Con diferentes instrumentos de percusión como el triángulo, el tambor y los platillos juega con el niño a hacer diferentes actividades de adivina adivinanza. Simplemente, tienes que avisarle primeramente de que va a escuchar un ruido para posteriormente hacerlo y tiene que adivinar cuántas veces ha sonado o incluso si ha sonado.

Para ello, primeramente tiene que cerrar los ojos. En las primeras ocasiones, se le avisará de que va a comenzar el juego pero poco a poco tienes que ir intentando no decirle nada con la idea de que el intente darse cuenta de si está sonando algún instrumento o no.

Consejos: En algunas ocasiones, debido al tipo de sordera que puede presentar el niño, es normal que no escuche una serie de sonidos y frecuencias. En este caso, realizaremos las actividades destinadas a mejorar y fomentar la captación de los sonidos con los que sí se puede trabajar.

Esta actividad, también se puede realizar con supervisión en las aulas de los centros si se colocan a los niños por parejas.

2. ¿Está sonando la canción?

Materiales: música y sillas.

Procedimiento: Podría considerarse como el típico juego de la silla y de hecho es así. El objetivo de realizar esta actividad, es que el niño una vez más sepa identificar que se están produciendo sonidos a su alrededor, como por ejemplo una canción.

En esta ocasión, utilizaremos todo tipo de estilos de música con el fin de que pueda acostumbrarse a la máxima variedad de sonidos. Los reproduciremos durante unos instantes y cuando deje de escucharlos tendrá que sentarse rápidamente para no perder su sitio.

Consejos: Al principio es aconsejable comenzar con las más sonantes o con las que tenga ritmos que se puedan escuchar claramente como música de tipo rock, para por último utilizar canciones que sean más pausadas y lentas y por ende, les cueste más identificar si está sonando o no.

Actividades para captar voces

Al igual que los ejercicios de captación de sonidos, es muy importante para su autonomía que sepa identificar cuando le están hablando o si hay personas que están hablando a su alrededor. Por ello, os presentamos algunos ejercicios que pueden ayudar al niño con la captación de las voces:

3. ¿Tiembla mi pecho si te hablo?

Materiales: Para realizar esta actividad, no será necesario ningún tipo de material.

Procedimiento: Divide a los niños por parejas y coloca un par de frases en la pizarra. Éstas pueden ser de tipo: Mañana va a llover, me he comido un bocata en el recreo, hola, me llamo Julia etc. La actividad consistirá en que los niños tienen que poner las manos primeramente en el pecho de su compañero, seguidamente éstos comenzarán a reproducir las frases que se han colocado en la pizarra.

El objetivo es que los niños se den cuenta de que nos tiembla el pecho y el cuello cuando estamos hablando, por lo que todos los sonidos se generan de una forma parecida. Éstos podrán asociar que cuando existe una vibración en el ambiente o en nuestro cuerpo estamos hablando y por ende, se está produciendo un sonido.

Consejos: Es importante que comencemos la actividad con palabras cortas, de forma que les cueste identificar si el compañero está o no hablando. Posteriormente, tenemos que ir intercalando palabras cortas con frases.

4. ¿Hablamos balleno?

Materiales: Para realizar esta actividad, no será necesario ningún tipo de material.

Procedimiento: Divide a los niños en grupos de tres. A continuación, tienes que asignarles a un animal que se encuentre en el mar o en tierra para que se comuniquen. Esta actividad les suele gustar mucho, ya que tienen que hablar utilizando diferentes voces con el fin de identificar qué persona está hablando.

Colocarás fotos de diferentes animales y ellos tienen que darles la voz que puede tener el animal. Por otro lado, tienen que imitar los gestos de la cara cuando están realizando la actividad.

Consejos: Es importante que se les dirija durante el ejercicio, ya que habrá niños que por su tipo de sordera no sepan imitar las voces y sonidos de los animales, para ello tendremos que ayudarnos de las posiciones de los labios y de la lectura labial y facial.